Un buen autobús que mejora aún más con su conductor.

Con hasta un escaso 30%, en función del modelo de vehículo, el consumo energético es un importante factor de gasto. Las reducciones en el consumo no solo son una buena noticia para su bolsillo, sino también para el medio ambiente: gracias a una perfecta sintonía entre la técnica del vehículo, el análisis inteligente del modo de conducción y una formación del conductor adaptada a estos criterios. Porque un buen autobús mejora aún más con su conductor.